Razones para comprar ropa de segunda mano para tus hijos

Razones para comprar ropa de segunda mano para tus hijos

1.- Razón puramente económica

Comprando ropa de segunda mano en Tiruleta para tus hijos, ahorras hasta un 85% sobre su precio original. Aprovechándote de estos descuentos, puedes acceder a marcas que de otro modo resulta muy complicado por el elevado coste de sus prendas, o puedes renovar su armario cada temporada sin tener que gastar importantes sumas de dinero. Comprar cada temporada pantalones, vestidos, camisas, calzado, abrigos, etc… nos supone realizar importantes desembolsos.

2.-Realizas un consumo inteligente

>No es lo mismo comprar ropa para nosotros los adultos, que para los niños. La ropa que compramos para nosotros, suele durarnos varios años, dependiendo de la calidad de la misma. ¿Quién de nosotros no tienes ropa de hace varias temporadas, abrigos, pantalones, calzado, etc…? Teniendo en cuenta este factor, podemos decir que la ropa que compramos los mayores, sí que está amortizada. Por el contrario, la ropa infantil, es más complicado aprovecharla del todo, ya que con lo que crecen los niños, resulta muy complicado darle todo el uso que permiten esas prendas, quedando muchas veces como nueva. Además ya sabes, que en Tiruleta tenemos ropa con etiqueta para que pueda ser estrenada por tus hijos, con descuentos del 50% sobre su precio original.

Consumo inteligente

 

3.- Consumo responsable

Comprando la ropa de tus hijos en Tiruleta, realizas un consumo responsable, al darle un segundo uso a toda esa ropa de niños como los tuyos que se ha quedado como nueva.

-Realizas un consumo ajustado a las necesidades reales, ya que si pensamos en el tiempo que la van a llevar, sería lógico gastar algo menos que en la compra de ropa para adultos.

>-Aportas tu granito de arena en la conservación del medioambiente. Si todos participásemos de estos modelos, se podría reducir considerablemente el volumen de fabricación en la industria textil, con sus consiguientes beneficios medioambientales.

>-Formas parte un comercio colaborativo basado en la idea de que todos los partes implicadas en estos modelos, salen ganando. Por un lado, los que vendemos la ropa de nuestros hijos, que se les ha quedado pequeña, obtenemos unos ingresos extras. Del otro lado, los que la compramos, ahorramos una importante cantidad de dinero.